La Inteligencia Emocional en el contexto educativo

Publicado por Class Games en

La Inteligencia Emocional abarca el ámbito intrapersonal, que consiste en el conocimiento de uno mismo y de sus propios sentimientos con el fin de orientar la conducta y la autorrealización personal, comprender sus fuerzas y limitaciones, conocer el propio temperamento, autoestima y motivación, así como de los demás, necesarios para establecer relaciones inteligentes con el resto de las personas (Goleman, 2008)

Las habilidades emocionales son: comprensión y expresión emocional propia y de los demás, habilidades sociales, empatía, asertividad, autoestima, autoconcepto, autonomía.  Estas nos van a permitir desenvolvernos con eficacia en las diferentes etapas y ámbitos de la vida.

Los datos empíricos de los resultados de las últimas investigaciones confirman la importancia de la inteligencia emocional sobre el bienestar psicológico del individuo tanto en un contexto social como escolar. Es por ello que la Educación Emocional debe estar presente en el sistema educativo sobre todo en las etapas donde hay más potencial para incrementar las habilidades de los alumnos (Infantil y Primaria) donde los alumnos se encuentran en un periodo más sensible que les hace más susceptible a los estímulos del entorno.

La ley educativa LOMCE (Ley Orgánica 8/2013, de 9 de diciembre, para la mejora de la calidad educativa) sólo incide en esta cara del prisma educativo para el alumnado con necesidades educativas especiales, dejado en el olvido los avances conseguidos por anteriores actualizaciones de las leyes educativas. Todos los alumnos tienen necesidades educativas especiales porque todos somos diferentes y es por ello y primordial educar en valores y emociones. Artículo 71.1: Las Administraciones educativas dispondrán los medios necesarios para que todo el alumnado alcance el máximo desarrollo personal, intelectual, social y emocional (…)

Aunque LOMCE hace hincapié en que el desarrollo social y personal son imprescindibles, no los contempla como una entidad propia, concibiéndose como un elemento que ha de tratarse de forma transversal. LOMCE, incorporó a posteriori la asignatura de Valores Sociales y Cívicos en la que se reflejan los contenidos de la dimensión emocional o incluso comunidades autónomas con competencias en educación contemplan explícitamente la educación emocional como una competencia básica, un reconocimiento a la necesidad de su desarrollo y aprendizaje. Con ello se hace más presente la incorporación de prácticas educativas que tengan en cuenta la educación emocional y el desarrollo emocional. Podemos destacar, por ejemplo, la iniciativa de alguna comunidad autónoma como la del Gobierno de Canarias, que en el año 2014 aprobó la inclusión en el currículo de la asignatura Educación Emocional y para la Creatividad, obligatoria y evaluable: https://elpais.com/sociedad/2019/03/26/actualidad/1553627291_428563.html

El confinamiento y pandemia COVID-19 ha causado un fuerte impacto psicológico en la sociedad en general. El cierre de los centros educativos, el distanciamiento físico, la privación de los métodos de aprendizaje convencionales han generado estrés, presión y ansiedad, especialmente entre los docentes, el alumnado y sus familias, asegura la UNESCO en su informe “Promoción del bienestar socioemocional de los niños y los jóvenes durante las crisis” (2020).

Para abordar y contrarrestar la ansiedad social y la carga emocional que ha desatado la pandemia en la comunidad educativa es más necesario que nunca desarrollar habilidades socioemocionales entre el profesorado, las familias y sobre todo a los alumnos. La inteligencia emocional es clave para el bienestar de las personas. Tenemos que replantearnos el currículo excesivo actual y realizar un trabajo en el que se prioricen las competencias y la actitud lúdica para aprender autónomamente de cara a afrontar los retos de esta situación sin precedentes y cambiante nos afecta dentro y fuera del aula. Para ello hemos diseñado, desde Class Games, juegos y materiales para controlar y enseñar las emociones en los niños.

Además de poder jugar con los distintos modos de juego de “Any Emotion” os presentamos algunos materiales y fichas para trabajar la educación emocional con niños y niñas desde Infantil hasta Primaria tanto en casa como en el aula las bases de la inteligencia emocional. No olvidemos que una buena educación emocional promueve una actitud proactiva hacia el aprendizaje competencial, refuerza el autoconcepto personal y genera bienestar.

(En desarrollo)


1 comentario

Any Emotion – Class Games · 7 de febrero de 2021 a las 12:32

[…] La Inteligencia Emocional […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *